El chorizo español encuentra su lugar en la mesa francesa

11dejuniode2021

Que el “made in Spain” triunfa en la cesta de la compra en muchos países extranjeros no es ningún secreto. Productos de calidad como el chorizo riojano forman parte ya de la gastronomía de países como Alemania, Reino Unido, Portugal o Francia. En este último, el chorizo se reivindica como un alimento elaborado de forma tradicional y fácil de incorporar en recetas locales.

La amplia tradición gastronómica de Francia, junto con la importancia que el consumidor galo confiere al origen local de los alimentos que consume, hacen que los productos franceses sigan siendo los más demandados, pero abre también las puertas a alimentos extranjeros que cumplen con estos criterios de calidad y tradición como el CHORIZO RIOJANO con sello de calidad IGP.

Gracias a su gusto por el buen comer, los productos selectos internacionales se consumen cada vez más en Francia. No en vano, en 2018, según los datos de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Francia fue el principal receptor de las exportaciones alimentarias españolas, con 4.783 millones de euros (el 15,7% del total de las ventas al extranjero del sector).

El consumidor francés busca productos saludables, innovadores y respetuosos con el medio ambiente. Reclama cada vez más transparencia e información sobre la trazabilidad de los alimentos y está cada vez más predispuesto a comprar productos de origen local, regional o, al menos, nacional. Elige consumir menos, pero comer mejor.

Y también confiere mucha importancia no solo a la propia comida sino al acto de comer. Francia ha sido y sigue siendo el baluarte de la cultura del buen comer y la alta cocina; aunque algunos patrones de consumo están cambiando.

Los franceses destinan aproximadamente un 13% de su presupuesto a alimentación (entre 100 y 400 euros al mes), según el último estudio de mercado “El mercado de productos gourmet en Francia 2020”, publicado por ICEX.

Clásicos de la gastronomía española como el tapeo, las aceitunas, el jamón ibérico o embutidos como el chorizo son bien conocidos en Francia y se asocian con el arte de vivir y de disfrutar entre amigos. Así, los productos españoles encajan perfectamente con la tradición francesa de tomar el aperitivo.

Y es en este escenario de sabor y diversión, de cuidada gastronomía, donde el chorizo riojano encuentra su lugar gracias a su elaboración tradicional y a la calidad de sus ingredientes. Bon appétit!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies