5 buenas razones para visitar La Rioja

Tag

La Rioja archivos - IGP

5 buenas razones para visitar La Rioja

By | La Rioja | No Comments

La Rioja es uno de las regiones más sorprendentes y, quizá, poco conocidas de España. Por eso queremos contarte algunos motivos por los que visitar La Rioja va a convertirse en uno de los planes imprescindibles para tus próximos fines de semana. Toma nota o guarda este artículo entre tus favoritos, estamos seguros de que cuando termines de leerlo vas a querer venir a vernos.

Disfrutar de nuestros espacios naturales protegidos

¿Sabías que el 40% de La Rioja está lleno de espacios naturales protegidos? Eso convierte a nuestra región en una de las más verdes del país. Pasear por el Parque Natural de la Sierra de Cebollera, los Humedales de la Sierra de Urbión o la Reserva Natural de los Sotos del Ebro en Alfaro son experiencias únicas. Y los siete ríos tienen su nacimiento en estas tierras decoran con nuestros paisajes con una belleza pocas veces vista.

Si lo que buscas es una estancia llena de naturaleza, hospedarte en una casa rural puede ser un plan estupendo para ti. Haz clic aquí si quieres saber más sobre los Espacios Naturales Protegidos.

Sumergirte en la historia del castellano en San Millán de la Cogolla

Cuentan que fue en este lugar, habitado desde el siglo VI d. C., donde nació nuestra lengua. Y cuentan que fue en los Monasterios de Suso y Yuso donde los religiosos empezaron a vertebrarlo. Dos joyas arquitectónicas unidas por una leyenda y convertidas en Patrimonio de la Humanidad con un valor histórico incalculable. De hecho, fue allí donde Gonzalo de Berceo, el primer castellano poeta de nombre conocido, escribió sus obras.

Toda la información para visitar el Monasterio de San Millán de la Cogolla puedes encontrarla aquí.

Descubrir La Ruta del Vino

En La Rioja tenemos más de 80 bodegas con las que convertirnos en auténticos soumillers. La Ruta del Vino de nuestra región es una de las más afamadas para hacer turismo enológico. Y la verdad es que no nos extraña nada. La variedad de vinos tintos, rosados y blancos que salen de nuestras bodegas es tanta que difícil será que el viajero no encuentre su preferido en alguna de ellas.

¿Quieres conocerla a fondo? Entonces, tienes que visitar el sitio oficial de La Ruta del Vino Rioja Alta.

Recorrer los 60 kilómetros del Camino de Santiago que pasan por aquí

Rara es la comunidad de España que no está atravesada por El Camino de Santiago. En La Rioja también encontramos un trecho del Camino Francés. Llegando desde Navarra, los peregrinos bordean el Monte de Cantabria y llegan hasta la tapia del cementerio de Logroño. Este lugar es donde acaba la séptima etapa del Camino Francés y también donde empieza la séptima con destino Nájera.

Si quieres saber más, en este enlace puedes encontrar información de interés sobre las etapas y los alojamientos del Camino de Santiago.

Enamorarse del Chorizo Riojano IGP

Y claro, en esta lista, no podía faltar nuestro Chorizo Riojano IGP, uno de los productos más característicos de nuestra tierra. Con más de 100 años de historia y tan versátil que podrás encontrarlo en multitud de recetas riojanas. Incluso en algunas más modernas e inesperadas.

Esperamos que todos estos motivos te hagan viajar a nuestras tierras y andar nuestros caminos. Los riojanos siempre estaremos esperándote 🙂 

Historia de la industria del chorizo en La Rioja

By | Descubre la IGP del chorizo | No Comments

Hoy en día, el Chorizo Riojano IGP es uno de los reyes de cualquier supermercado. Su sabor, sus ingredientes 100% naturales y su característica forma de herradura son conocidos por la mayoría de los consumidores. Pero para llegar hasta aquí han tenido que pasar décadas de dedicación y cuidados a un producto de un intenso arraigo en la cultura riojana. ¿Quieres que te contemos cuál es su historia?

Desde siempre, la fabricación de chacinas ha sido una actividad artesanal y familiar en La Rioja. Pero fue durante los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo XX cuando la industria cárnica y de conservas empezó a comercializar con el chorizo. La gran aceptación que tuvieron productos en conserva como los tomates, los pimientos o los melocotones llevó pronto a los productores a probar con las conservas del chorizo. Que además, tuvieron también un gran éxito.

Es difícil encontrar vestigios del chorizo riojano fuera de la región antes de 1890. Hasta entonces solo casas de ultramarinos en las grandes ciudades como Madrid o más cercanas como Bilbao, Pamplona y Zaragoza lo distribuían. La mayoría de ellas tenían dueños riojanos y de ahí la conexión con nuestros productos.

Sin embargo, con los inicios del siglo XX empieza a desarrollarse en La Rioja toda una red de empresas de actividades complementarias: granjas, vendedores de tripas, hojalateros, impresores, transportistas… Y aunque el chorizo riojano debía competir con otras chacinas llegadas de otros lugares de Europa: los salchichones de Vich, Milán y Lyon, las mortadelas de Bolonia o Turín e incluso el famoso chorizo de Pamplona, fue en este momento cuando la industria del chorizo riojano empezó su despegue.

Muy pronto, las estaciones de ferrocarril de Cenicero, Logroño, Haro y Santo Domingo sirvieron de punto de partida para que el chorizo riojano llegara a mercados cada vez más lejanos. En pocos años se haría famoso en toda España, llegando incluso a las Islas Canarias, tal y como puede verse en la publicidad de la época. Y todo, gracias a una extensa red de representantes comerciales que crecía al mismo ritmo que la demanda.

Los pedidos llegaban de todas partes y desde La Rioja los abastecíamos todos. Pero nada de esto hubiera sido posible sin la creación de una industria fuerte gracias a los avances tecnológicos y sanitarios de principios de siglo y que asentaron la fabricación del chorizo riojano que conocemos hoy: el Chorizo Riojano IGP.

Para nosotros es un honor cuidar del legado que nos han dejado décadas y décadas de minucioso trabajo. Por eso ponemos tanto empeño en nuestros chorizos. Y por eso nos encanta saber que tú siempre notas el cariño que ponemos en ellos 🙂

 

Fuente: Historias del Comercio e Industria Riojana de Santi de Santos

Una aventura a la riojana

By | Descubre la IGP del chorizo | No Comments

Tesoros gastronómicos como el chorizo riojano o el vino son sin duda los grandes embajadores de la Rioja. Pero productos de tan larga tradición no se pueden separar de su lugar de origen, por eso merece la pena adentrarse en la Rioja para conocer los secretos de una tierra que sorprende por la enorme riqueza de cada uno de sus rincones. Únete a nosotros en esta aventura a la riojana y descubre por qué es un destino ideal para disfrutar de parajes naturales únicos en cualquier época del año. ¿Te vienes?

Una pequeña región que alberga todo un mundo

Puede que La Rioja sea una de las comunidades autónomas más pequeñas de España, pero el tamaño poco importa cuando descubres su increíble variedad de paisajes. Aquí confluyen el clima mediterráneo y el atlántico, creando unas condiciones naturales únicas para el despligue de su riquísima naturaleza. Campos, prados, montes, valles, cumbres nevadas, bosques… diríamos que solo le falta el mar, pero son tantos los ríos que bañan estos parajes que nunca lo echarás de menos.

Si El Señor de los Anillos se hubiera rodado en España, habríamos visto elfos correr por La Rioja, nuestra Nueva Zelanda particular. Y es que aquí hay tal variedad de paisajes que puedes hacer de todo: esquiar en invierno, cabalgar entre viñedos, practicar senderismo atravesando valles verdes o montar en bicicleta por campos cubiertos de flores. Esta riqueza paisajística y sus temperaturas suaves no solo son ideales para la elaboración del auténtico chorizo riojano, también invitan a visitar cada rincón y empaparse de su naturaleza.

Aventura, deporte, naturaleza y cultura

Un marco así hay que vivirlo en primera persona, y en La Rioja aguardan aventuras al gusto de todos. El arte del paseo se convierte en un placer para todos los sentidos cuando te adentras en alguno de los espacios naturales que visten de verde esta región, como los Parques de Sierra de Cebollera y los Sotos de Alfaro, espacios protegidos por su valor ecológico y paisajístico

Son muchas las rutas de senderismo que se pueden combinar con otras actividades, como el avistamiento de animales o la visita a enclaves históricos de gran valor. El territorio riojano está salpicado de vestigios romanos, ermitas románicas, castillos y monasterios, como los imprescindibles de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad. Y siempre hay que pasarse por alguno de sus famosos viñedos, ya sea para recorrerlos en bicicleta, a bordo de un globo o en alguna de las rutas a caballo que incluso organizan las propias bodegas. Ancestral tierra de paso, otra buena opción es convertirse en peregrino tomando el tradicional Camino de Santiago.

Si te va más la aventura activa puedes animarte a descubrir sus bosques y sierras a ritmo de trekking o montar una acampada para maravillarte con las noches estrelladas en plena naturaleza. Escalada, golf, montañismo, esquí… la oferta deportiva se completa con la variedad de deportes naúticos que se practican en los ríos, también un paraíso para los amantes de la pesca deportiva. Y si eso te sabe a poco, encontrarás muchos circuitos multiaventura para ponerte a prueba, adaptados a todas las edades. ¡Incluso podrás divertirte entre dinosaurios! ¿Sabías que esta región atesora algunos de los yacimientos paleontológicos más importantes de Europa?

Tanta actividad abre el apetito, por suerte ninguna visita a la Rioja estará completa sin dar buena cuenta de su magnífica gastronomía. No importa la ruta que sigas, en todos los caminos aguardan pueblos llenos de encanto donde siempre habrá una olla al fuego para reconfortar al caminante. No es raro encontrarse con mercados tradicionales que celebran el producto regional, con el tentador aroma de los hornos que inunda las calles dando la bienvenida al visitante. Y si en las principales localidades como Logroño o Calahorra se practica la clásica ruta del pincho, los aventureros podrán recargar energías llenando las mochilas con víveres para el camino.

Eso sí, nada de barritas de muesli o snacks para modernos; para vivir una auténtica aventura a la riojana hay que celebrar los productos locales artesanales. Y hay pocas cosas más tradicionales que un buen bocadillo de chorizo preparado con pan de verdad y el auténtico chorizo IGP riojano, la combinación perfecta de tradición y sabor. ¿A dónde te va a llevar tu próxima aventura?

Patatas rellenas con Chorizo Riojano

By | Recetas | No Comments

Con un chorizo de calidad se puede seguir innovando en la cocina con garantías de un buen resultado. La receta que traemos hoy es tan sencilla y exquisita que vas a querer hacerla en cuanto termines de leer su elaboración. Prepárate para sorprender a tus invitados con unas deliciosas patatas rellenas del mejor chorizo. Seguro que quieren que les des tu receta. ¡Toma nota!

Nunca antes las patatas hicieron tan buenas migas

¿A quién no le gustan las patatas? desde que Cristobal Colón descubrió América e introdujo en Europa algunos de los alimentos que más consumimos hoy en día, la patata es el ingrediente por excelencia que nunca falta en nuestras cocinas. Se puede utilizar tanto para acompañar un producto principal como para elaborar un plato único. Entre sus infinitas formas de cocinarlas, hemos elegido la patata asada que conserva todas sus propiedades y sabor. En esta receta les hemos dado la chispa rellenándolas con el mejor Chorizo Riojano IGP. Una forma original de unir dos ingredientes que encajan a la perfección. ¡Simplemente irresistibles!

Receta de patatas rellenas con chorizo

TIEMPO DE ELABORACIÓN: 30 minutos + tiempo de horneado

DIFICULTAD: Baja

RACIONES: 4

INGREDIENTES:

4 patatas rojas

2 cucharadas de mantequilla

100g de chorizo riojano

150g de queso gouda rallado

70g de crema agria

1 puñado de cebolleta fresca picada (sólo la parte verde)

ELABORACIÓN:

1. Precalentar el horno a 200ºC.

2. Perforar las patatas con un tenedor, envolverlas en papel de plata y hornearlas durante aproximadamente 50 minutos o hasta que al pincharlas con un palillo estén blandas. Sacar del horno y dejar enfriar.

3. Cortar las patatas por la mitad y sacar la carne con una cuchara. Podemos guardar esta parte de la patata para otra receta, como puré de patata o gnocchis.

4. Untar las pieles de la patata con la mantequilla derretida y sazonar las patatas con sal y pimienta.

5. Colocar el queso gouda sobre las barquitas de patata, poner el chorizo cortado por encima y hornear durante unos 5 minutos o hasta que el queso se haya fundido.

6. Sacar del horno y decorar con crema agria y cebolleta picada por encima.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies