Queso y chorizo riojanos. Juntos saben mejor

19dejuliode2021

 

La historia de La Rioja es tradición, esfuerzo, sabor y unión entre sus habitantes. Y es precisamente gracias a ese trabajo común y a la transmisión de generación en generación de una forma de hacer única, por lo que la gastronomía riojana es reconocida en todo el mundo. Productos tradicionales pero también hoy universales como el chorizo riojano o el queso camerano son solo dos ejemplos de ello.

Vinculación a la tierra

Tanto el chorizo riojano como el queso camerano se consumen hoy en día en todo el mundo pero mantienen intacta su unión con la tierra de la que proceden. Es en La Rioja donde se elaboran con mimo, siguiendo un proceso artesanal que se ha mantenido desde hace años y que les confiere un sabor único.

Actividades como la agricultura, la ganadería y la trashumancia contribuyeron a crear una economía de producción autóctona y subsistencia en la región, en las que alimentos como el queso o los embutidos eran a la vez sustento para la familia y elementos de trueque.

No en vano, el queso camerano, originario de la Sierra de Cameros, cuenta con casi 700 años de historia y está presente en la vida de los riojanos desde el siglo XIII. El propio Gonzalo de Berceo así lo mencionaba en sus «Obras Completas».

Elaborado con leche de cabra, puede presentarse como queso fresco, tierno semicurado o curado, y destaca por el aspecto de su corteza, en el que se aprecian las marcas de la cilla o molde de mimbre trenzado usado en su elaboración.

Un aspecto muy característico tiene también el chorizo riojano, en forma de sarta o herradura, con una consistencia muy firme y un aroma intenso, en el que se aprecian los toques de ajo y pimentón que le dan ese sabor único.

Productos de calidad

Con el paso de los años, los procesos de producción se han perfeccionado, se han adaptado a los nuevos gustos de los consumidores y a las necesidades del mercado y han dado incluso el salto internacional más allá de nuestras fronteras.

Pero todo ello se ha producido manteniendo intactas la calidad y el sabor que les convierten en alimentos únicos.

La Indicación Geográfica Protegida IGP chorizo riojano vela porque se mantengan los más altos estándares de calidad en las fases de elaboración, maduración, secado y etiquetado. Igualmente, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Camerano, garantiza que este cumple con todas las disposiciones higiénico-sanitarias necesarias y que ha sido elaborado con leche de cabra riojana.

Juntos saben mejor

El resultado son dos productos muy apreciados en todo el mundo y que contribuyen también al desarrollo económico y social de la región. Porque la historia de La Rioja es la de una comunidad que siempre ha sabido sacar lo mejor de la tierra, trabajando unida.

Y es que, ¿hay algo mejor que degustar una tapa de queso y chorizo, regada con un buen vino de la tierra?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies